indiebooks logo
El jugador
cover

El jugador

Fiódor Dostoyevski

La narración se desarrolla en primera persona desde el punto de vista de Alexei Ivanóvich, el tutor de una familia rusa que vive en una suite de un hotel alemán de la ciudad de Roulettenbourg. El patriarca de la familia, El General, está en deuda con el francés De Grieux y ha hipotecado sus propiedades en Rusia...

Colección Clásicos

v.1.0

Detalles de la licencia
2.01mb, 164p, Garamond 12
279kb, El. Garamond, ToC
317kb, El. Garamond, ToC
278kb, 285K char., ansi
5.25" x 8.5", 164p. [es | usa | uk | fr | de]

detalles de la licencia

© Algunos derechos reservados

Licencia Creative Commons

Esta licencia dispone que el comprador puede utilizar la presente edición, copiarla, comunicarla públicamente y hacer obras derivadas, bajo las condiciones siguientes: Reconocimiento: En cualquier explotación de la obra autorizada por la licencia hará falta reconocer la autoría. No Comercial: La explotación de la obra queda limitada a usos no comerciales. Compartir igual: La explotación autorizada incluye la creación de obras derivadas siempre que mantengan la misma licencia al ser divulgadas.


Descargar Comprar

Descárgalo

Por favor, ingresa el código de descarga. Si todavía no compraste el libro, vuelve atrás y oprime el botón COMPRAR. Si ya compraste el libro pero no tienes el código de descarga, envíanos una copia del recibo de PayPal y te enviaremos otro código.

¿Cuánto estás dispuesto a pagar?

Nota: debido al costo de la transacción, los pagos inferiores a 40 centavos de Euro quedan por completo en poder de PayPal. Si bien puedes pagar lo que quieras por el libro, en ese caso preferimos que en lugar de pagar por él, nos menciones en tu muro de Facebook. A la vuelta del click te espera el código de descarga.

Recuerda que si tu precio supera a los costos de impresión y envío te mandamos un ejemplar impreso. A tal efecto, no olvides comunicarnos tu dirección postal al realizar el pago. ¡Gracias!

 

sin contexto

 
 

Creo que desde que llegué no había transcurrido media hora. De pronto, el croupier me informó que había ganado treinta mil florines y que la banca no respondía en una sesión más allá de esa suma y que se iba a tapar la ruleta hasta el día siguiente. Recogí todo mi oro, lo metí en los bolsillos, tomé los billetes y pasé a otra sala donde había también una ruleta. La gente me siguió. Me hicieron inmediatamente sitio y empecé a jugar de cualquier modo, sin contar. No comprendo qué fue lo que me salvó. Algunas veces, sin embargo, la noción del cálculo, de las combinaciones posibles, se presentaba en mi mente. Procuraba retener ciertos números, pero los abandonaba pronto para jugar de nuevo casi inconscientemente. Debía de estar, ciertamente, muy distraído, pues recuerdo que algunas veces los croupiers rectificaban mi juego. Cometía burdos errores. Mis sienes estaban mojadas, mis manos temblaban. [...] ¡La suerte no me abandonaba! De pronto hubo, en torno mío, un gran rumor, gritos de “¡bravo, bravo!”. Algunos, hasta aplaudieron. Había

amontonado allí también treinta mil florines y la mesa se cerraba hasta el día siguiente.

—¡Márchese, márchese! —dijo una voz a mi oído.

Era un judío de Francfort, que había estado todo el tiempo detrás de mí, y creo que me había ayudado alguna vez a hacer las apuestas.

—¡Por el amor de Dios, váyase! —murmuró otra voz a mi izquierda. Una rápida mirada me permitió ver a una dama de unos treinta años, vestida modestamente pero con corrección, y cuyo rostro fatigado, de una palidez enfermiza, ofrecía aún restos de una prodigiosa belleza. En aquel momento yo atiborraba mis bolsillos de billetes y recogía el oro de encima de la mesa. Al recoger el último rollo de cincuenta federicos conseguí ponerlo, sin que nadie lo viera, en manos de la dama pálida. Sus dedos delicados me estrecharon fuertemente la mano en señal de vivo agradecimiento. Todo eso pasó en el espacio de un segundo.

p.130s.

Últimos Tweets

¿Por qué indiebooks?

indiebooks es un proyecto editorial independiente, que ofrece ediciones digitales e impresas, cuidadosamente revisadas y maquetadas. Es legal. No tiene precios de lista: el lector decide cuánto está dispuesto a pagar ("Pay What You Want"). indiebooks permite que los autores mantengan el control absoluto sobre sus obras. Sus ediciones digitales no tienen protección de copia ni DRM. indiebooks selecciona y revisa las obras que publica, y entrega el 80% del precio final a los autores.

Contacto. Rápido.

phone